El Desierto de La Palma, en Castellón

Hasta ahora cuando pensabas en un desierto, te imaginabas kilómetros y kilómetros de tierra desértica, con arena y ausencia de verde. Eso será hasta que oigas hablar del Desierto de La Palma, en Castellón, un parque Natural que ocupa municipios como Benicassim, La Pobla de Tornesa, Castellón de la Plana, Cabanes y Borriol.

Desierto de la Palma (Castellón)

Precisamente por no ser un desierto tradicional, podrás encontrar en su interior muchos lugares de interés que visitar. Uno de ellos es el Pico del Bartolo, el lugar más alto de este parque, con 729 sobre el nivel del mar. Pero esta altitud va variando  a medida que se avanza por el terreno, llegando a descender hasta 330 metros.

Otro lugar que enamora es el Castillo Viejo. Se encuentra en la ciudad de Castellón de la Plana. Muy cerca de él cada año desde 1378, fecha en la que se conquistó esta tierra se conmemora el nacimiento de este lugar con una multitudinaria romería.

Pero no sólo la vegetación y los monumentos son capaces de enamorar a sus viajeros. Los amantes de los animales tienen en este desierto el perfecto lugar para descubrirlos. La fauna que habita en su interior ha llegado a registrar más de 120 especies de aves entre los que se encuentran el gavilán, el halcón peregrino, el cuervo o el roquero solitario. Aunque también hay espacio para los mamíferos. El jabalí, la ardilla o el erizo son algunos de los ejemplos más representativos del Desierto de la Palma.

Las fuentes del Parque Natural también constituyen un gran atractivo turístico. Normalmente se recorren en excursiones de unos siete kilómetros en los que llegan a haber hasta 200 metros de desnivel. Espacios naturales como la Font de Sant Josep, la de Sant Roc o la de Tallada permiten vislumbrar imágenes únicas a las que parece no haber llegado la mano del hombre.

Matanza en la Sierra de Cameros

Durante los meses de noviembre y diciembre, es habitual ver cómo muchos pueblos se empiezan a preparar para una tradición que se viene repitiendo desde hace decenas de años. Se trata de la matanza, una actividad que reúne a varias generaciones de familia en torno a una persecución que tendrá como resultado un centenar de animales cazados.

matanza-ok

Este próximo fin de semana 23 y 24 de noviembre, tendrá lugar la celebración de las III Jornadas de Matanza Tradicional en la Sierra de Cameros, en La Rioja. Alrededor de este evento se concentran un centenar de personas unidas por una misma pasión: la de la matanza.

Muchos aficionados no dudan en reservar su casa rural en el pueblo o en las proximidades para disfrutar de esta celebración típica ya en el lugar. Una de las que abrirá sus puertas a todos los viajeros será La Casa Nueva, un albergue turístico, muy cerca de la iglesia, el perfecto lugar para que alojarte en él.

A este evento puede acudir todo aquel que sea amante de esta tradición. Las actividades comenzarán el sábado 23 a las cinco de la tarde en la Plaza de la Constitución del municipio Sierra de Cameros. Allí se preparará el sacrificio del cerdo y su posterior preparación para ser degustado. A las 18.30 habrá una degustación de mondongueros (expertos en vender, componer y guisar, los intestinos y panzas de las reses). El sábado habrá que esperar hasta las 7 de la tarde para proceder a una degustación de migas.

El día siguiente darán comienzo las actividades a las 10.30 de la mañana con la inauguración del mercado de productos típicos y artesanos. Pero aquí también hay cabida para los más pequeños, que a la una de la tarde podrán participar en talleres infantiles elaborando picadillo de chorizo y salchichón.

El fin de fiesta se celebrará a las 2 y media de la tarde cuando se ofrezca a todos los presentes una alubiada popular por 2,5 euros que incorpora además pan y vino.

La garganta de los Infiernos

Valle del JerteCon este nombre parece que nos estamos refiriendo a una asociación motera de los que graban su nombre en la “chupa” de cuero. Pero no, realmente de lo que se trata es de un lugar increíblemente bonito que encontrarás en el Valle del Jerte, en Cáceres. Se trata de una Reserva Natural que engloba a 5 municipios y en el que se encuentran abundantes saltos de agua, arroyos y una fauna diversa donde abundan especies de todo tipo que no se encuentran en cualquier parte como el gato montés, la gineta o un el desmán,  un mamífero acuático o semiacuático.

Las posibilidades que ofrece este parque para la práctica de todo tipo de actividades es infinita. Desde rutas 4×4 en Landrover, senderismo, agroturismo hasta la observación de aves. Aunque si hay algo que llama especialmente la atención es la floración de los almendros, una floración que depende del año, unas veces suele ser a mediados del mes de marzo y otras se amplía hasta mediados de abril.

Aunque sin duda, una de las cosas que más llama la atención son las piscinas naturales. La de Los Pingueros se encuentra en Jerte y está disponible para el uso tanto de niños como de adultos. Otra es la que podréis encontrar en El Nogalón, muy cerca del río Jerte y con una amplia zona de recreo para que jueguen los niños con total seguridad. Es importante recordar que estas piscinas naturales no cuentan con socorrista que vele por la seguridad de los bañistas. Estos lugares sólo están disponibles para el baño durante de julio y agosto, por lo que son muchos los aficionados de este tipo de lugares naturales los que aprovechan esos meses para disfrutar del agua más puro de la península.

Imagen: www.vallecereza.com