Arona, destino rural canario

Delfines en AronaAunque cuando pensemos en las Islas Canarias lo hagamos como en el paraíso donde nos gustaría estar, disfrutando de las buenas temperaturas en cualquier época del año, lo que es cierto es que también estas islas cuentan con espacios rurales desconocidos que merecen una visita.

A pesar de la masificación que sufren las islas sobre todo en verano, aún quedan espacios alejados de los grandes complejos hoteleros que hacen las calles intransitables. Arona es un lugar especial situado a 15 kilómetros de Tenerife. Aquí la gente camina sin prisa, se para a contemplar el paisaje, no busca el jaleo, es amante del silencio y le gusta disfrutar de lo que tiene frente a ellos.

Son muchas las actividades que se pueden practicar. Una de las que más engancha, por la imposibilidad de  poder hacerlo en la península es el avistamiento de cetáceos. Con un 95% de posibilidades de visibilidad, los delfines se asoman sobre la superficie del mar, haciendo que quienes se encuentran navegando por él, puedan contemplarlos en su estado natural.

Playas de Arona (Tenerife)Pero también el senderismo costero es una opción muy tenida en cuenta para conocer canarias a pie. En este mismo municipio puedes encontrar más de 95 kilómetros de caminos para recorrerlos caminando, pasando por montañas, barrancos y todo tipo de espacios geográficos amenizados por plantas y cultivos.

Además, el municipio de casi 78.000 habitantes apuesta por un turismo sostenible que permita una mejor conservación del ecosistema que lo rodea. De conseguir el certificado, se convertiría en el primer municipio del archipiélago que cuente con esta distinción. Habrá que esperar todavía algún tiempo para saberlo.

Turismo rural con niños

Cada vez son más padres los que optan por ofrecer a sus hijos unas vacaciones lo más parecidas posibles a las que vivieron ellos. Hace 30 años no todo el mundo podía permitirse unos días de descanso en la playa, por lo que se optaba por volver al pueblo, con los abuelos y los tíos o elegir alguna zona cercana a casa que no supusiera mucho desembolso en gasolina. Ahora también, por motivos económicos en muchos casos, pero por concienciación medioambiental en otros, la naturaleza se ha convertido en un lugar que cada vez más eligen los padres para pasar días de descanso.

Bosque

El turismo rural se ha convertido en la alternativa perfecta para ellos. La disparidad en la oferta de casas rurales (muchas de ellas, además preparadas para que se alojen niños)  y su bajo coste, hacen que no sólo sea una buena elección para los padres, sino también para los pequeños.

En ella son capaces de entrar en contacto con lo que en la ciudad no tienen. Árboles centenarios, animales viviendo en su estado natural, fenómenos naturales que es imposible contemplar si no es en su escenario original…

De esta forma lo que se hace es incentivar la curiosidad de los niños, hacer que sean ellos mismos quienes indaguen, investiguen sobre el entorno que les rodea. Su curiosidad se despertará y serán ellos mismos quienes en un futuro respeten el medioambiente sin necesidad de exigencias, castigos y mandatos.

Pero la naturaleza también puede ser “peligrosa”. Nos explicamos. Los insectos de estos lugares se multiplican por 10 con respecto a la ciudad. Son pequeños y están ávidos de comer “sangre fresca”, así que será mejor que en la mochila lleves un completo kit para la prevención de picaduras, pero como es  prácticamente imposible prevenirlas por completo, añade todo tipo de pomadas y medicación antinflamatoria. Ya lo dice el refrán, es mejor prevenir que curar.

¿Te hemos convencido para que vuestras próximas vacaciones sean en una casa rural?

Pedraza, tradición, belleza e historia todo en uno

Anuncio del Sorteo Extraordinario de Navidad 2013

En Plusrural nos gusta darte a conocer aquellos lugares de nuestra geografía que no te puedes perder. Hoy hacemos parada en Pedraza, un pequeño pueblo de Segovia que has visto en la gran pantalla en muchas ocasiones, pero que probablemente hasta hoy desconozcas. Orson Welles eligió el pueblo en más de una ocasión para sus rodajes. “Mister Arkadin” y “Una historia inmortal” tuvieron como escenario a Pedraza. Y en el caso de series españolas, “Águila Roja”, “Toledo” o “Isabel La Católica” han grabado aquí algunos de sus capítulos. En cuanto a publicidad, mención especial la que recibe el famoso anuncio de la Lotería de Navidad. David Bustamante, Montserrat Caballé, Raphael, Marta Sánchez y Niña Pastori se desplazaron hasta este pueblecito a grabar el anuncio más polémico del sorteo.

Los pocos habitantes que continúan residiendo allí ven como cada vez más los viajeros eligen su pueblo para una visita rural. Y no es para menos, los edificios históricos que aún se mantienen en pie son dignos de cualquier visita. Mención especial es la que requiere la cárcel. Convertida ahora en museo, todo el que quiera podrá acercarse hasta él y ver cómo vivían los presos antiguamente. Celdas de 3×3 donde dormían hasta quince presos, jaulas y métodos de tortura se siguen conservando como entonces.

La Noche de las Velas, Pedraza, Segovia

Pero si hay algo que sorprende a los visitantes es la famosa “noche de las velas”. Para todos los pedrazanos, es una fecha marcada en rojo en el calendario. El primer y segundo sábado de julio, los habitantes inundan las calles con velas, que al caer la noche son encendidas, dando una bella estampa del pueblo. Para incrementar su luminosidad, se apagan las luces de las plazas, jardines y patios, así como las del interior de cada casa.

La Plaza Mayor, en la que recientemente se rodó el anuncio de la Lotería de Navidad es una de las más bonitas de España. Actualmente se siguen conservando las antiguas viviendas que la forman, dando una sensación de tradición y antigüedad, digna de ser vivida.

Trogloturismo para los más “cavernícolas”

El tirón del turismo rural es innegable. Desde hace algunos años las actividades en la naturaleza y las escapadas a pueblos pequeños donde apenas hay habitantes y en los que se puede disfrutar de la naturaleza sin la interrupción del estrés y el ruido, va en aumento. Además la diversidad de actividades que el entorno permite practicar hace que prácticamente todo el mundo encuentre lo que va buscando.

Trogloturismo

La última moda es el trogloturismo. Esta palabra puede recordarnos a “troglodita”, y en el fondo no va desencaminado. Se trata de un turismo que se practica en el interior de las cuevas, ya sea haciendo cualquier actividad o alojándose en su interior. Es aquí donde está la relación con “troglodita” pues eran ellos quienes tenían en las cuevas el perfecto lugar donde vivir.

Es precisamente este uso el que más llama la atención de los viajeros que practican el trogloturismo. Poder entrar en las cuevas y ver cómo vivían nuestros antepasados, saber que allí, donde ellos mismos pisan, hubo, hace millones de años, personas habitando, anima a muchos a introducirse en ellas.

Pero además, hay algo que les anima aún más, y es que muchas de ellas se han convertido en hoteles o casas rurales que permiten a los viajeros poder hospedarse en su interior durante unos días y poder comprobar de primera mano cómo vivían los antiguos cavernarios. Se trata sin duda de una experiencia especial que muchos no quieren perderse. No obstante, el interior de estas cuevas se ha habilitado con las necesidades propias del siglo XXI tales como acceso a internet, televisión, teléfono en las habitaciones…

Actualmente puedes encontrar hoteles en el interior de las cavernas por toda España. Por ejemplo, está la Cueva de las Calaveras en Benidoleig (Alicante) o Les Covetes dels Moros en Bocairent (Valencia).

Si eres apasionado de este tema no dudes en reservar tu hotel o casa rural, pasarás sin duda unos días inolvidables.