El enoturismo, complemento ideal del turismo rural

El auge del turismo rural ha supuesto un incremento en la popularidad de diversas actividades al aire libre. Sin embargo, siempre que hablamos de una estancia en el medio rural nos olvidamos de una de las posibilidades más atractivas: el enoturismo. La naturaleza y el patrimonio son aspectos que debes conocer de aquellos lugares que visitas, pero de igual modo es importante descubrir su gastronomía y sus exquisitos caldos, disfrutando de un viaje totalmente completo.

Foto: El Economista

Foto: El Economista

El enoturismo, también denominado turismo enológico, nos permite saber un poco más sobre los procesos de elaboración del vino, el sistema de ciertas bodegas y paladear algunos de los mejores vinos de la península. Además, este tipo de vacaciones no tienen por qué reducirse a visitar estos aspectos, sino que pueden ser el perfecto complemento mientras disfrutamos de las maravillas de una determinada región.

No cabe duda de que España es uno de los mejores lugares del mundo para saborear el vino. Son muchas las zonas que ofrecen sus denominaciones de origen para los paladares más exquisitos. De esta manera, tus vacaciones rurales te pueden servir para descubrir una preciosa comarca, relajarte y, a la vez, conocer a fondo los motivos que más fama le aportan.

La zona del Penedés, de Jerez, La Rioja o la Ribera del Duero son algunas de las más destacadas, pero también se está incrementando la aparición en las estadísticas de Navarra, las Rías Baixas o Zaragoza. Es un turismo muy atractivo, con el vino recorriendo tu boca mientras recibes las caricias del mar o respiras la historia de algunos de los municipios con más relevancia en el desarrollo de España.