Descubriendo Vallanca

Seguramente no hayas escuchado jamás su nombre y puede que acabes en sus calles por pura casualidad. Pero la verdad es que, una vez que pongas un pie allí, no querrás irte nunca.

12301508_1151959861483173_7822795105513588059_nHablemos un poco de Vallanca. Es un municipio que pertenece a la Comunidad Valenciana, muy próxima a la frontera con Cuenca, más concretamente, en la comarca de Ademuz. Encajonada en la vertiente de un cerro, se caracteriza por sus empinadas calles que podrán a prueba tu resistencia. A sus pies, transcurre el río Bohílgues, que desemboca, tras serpentear por su cauce, en el río Turia. Destaca por su ascendencia celta, que puede verse reflejada en la arquitectura y por seguir la tradición gaitera en sus fiestas.

Un municipio de tan solo 149 habitantes que se sustenta principalmente gracias a la ganadería y la agricultura de cereales, maíz y frutales, en especial la manzana. En menor medida, una de sus otras actividades es la explotación forestal.

El turismo también le aporta una serie de fondos que le ayudan a subsistir. Si te decides por Vallanca, tu alojamiento será la antigua casa del médico. Un edificio en perfecto estado con un aire rural que alquila el ayuntamiento y los beneficios van al municipio. Se encuentra a los pies del pueblo enfrente de la carretera. Una casa que se completa con una piscina y una barra en la terraza perfecta para desconectar tanto en verano como en invierno.

La atención que recibirás por parte de los vecinos es exquisita. Degusta la comida casera del bar del pueblo, donde los amables propietarios te ayudaran en todo lo que puedan. Recorre todas sus calles y déjate perder descubriendo sus rincones. Lo único que tienes que hacer para volver a casa es bajar.

12345571_1151961388149687_4927822438131715301_n

Aquí os dejamos una lista de que ver:

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Ángeles

Una de las más antiguas del Rincón de Ademuz, de estilo barroco donde destaca el interior con decoración en esgrafiado.

Ermita de San Roque

Construida durante el primer tercio del siglo XVII, con una portada que destaca por su sencillo arco de medio punto. Santo cuya romería se celebra el 16 de Agosto.

Casa Abadía

Edificio que fue demolido hace poco y sustituido por uno nuevo. Aun así, en su fachada aun podemos ver el escudo del párroco que mandó construirla.

Molino de la Villa

Edificio que tardó muchos años en levantarse, finalmente fue construido en el siglo XVI gracias a los vecinos de Vallanca, tras conseguir superar la oposición de Ademuz.

Además del turismo por el pueblo, no dudes en pasear y realizar rutas, ya sea en bici o a pie, empapándote de la naturaleza que le rodea y que te permitirá respirar aire puro mientras recargas las pilas. Otra opción consiste en visitar los municipios más cercanos como Salvacañete o el propio Ademuz.

12316292_1151961134816379_6269745051585525678_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *