Turismo rural: una opción para no abandonar a tu mascota

 

¿No sabes qué hacer con tu mascota durante estas vacaciones? ¿No tienes ningún amigo, vecino o familiar; al que podérsela dejar? El turismo rural es una opción que empieza a ganar terreno. El aire fresco y el reencuentro con la naturaleza son una buena alternativa para no dejar solo o sola a tu animal de compañía.

Varios de los demandantes de este turismo ponen un gran “pero” en este aspecto. Según el estudio elaborado por clubrural.com y el Departamento de Turismo de la Universidad Nebrija, el 16,42% de ellos solicitan la admisión de mascotas como servicio en los alojamientos. El mismo estudio señala que hasta ahora únicamente el 39,6 permiten la entrada de animales.

Las webs todoperro.es y viajacontumascota.es te ayudan a encontrar aquellas estancias que no tienen inconveniente con su hospedaje, aunque siempre recomiendan consultar con el arrendatario para asegurar condiciones y si varía el importe. También recomiendan a los propietarios de la mascota que sean cuidadosos, limpien todo aquello que haya podido ensuciar, repongan todos los desperfectos que ocasionen o en su defecto cuenten con seguro de perro.

Del mismo modo, si tienes problemas de espacio o prefieres que el viaje no sea muy tortuoso para el animal, la empresa baggagepets.es se encarga de transportarlo desde tu lugar de residencia habitual a la demarcación en la que elijas para pasar tus vacaciones, incluso con un hilo musical para la relajación.

Turismo rural con niños

Cada vez son más padres los que optan por ofrecer a sus hijos unas vacaciones lo más parecidas posibles a las que vivieron ellos. Hace 30 años no todo el mundo podía permitirse unos días de descanso en la playa, por lo que se optaba por volver al pueblo, con los abuelos y los tíos o elegir alguna zona cercana a casa que no supusiera mucho desembolso en gasolina. Ahora también, por motivos económicos en muchos casos, pero por concienciación medioambiental en otros, la naturaleza se ha convertido en un lugar que cada vez más eligen los padres para pasar días de descanso.

Bosque

El turismo rural se ha convertido en la alternativa perfecta para ellos. La disparidad en la oferta de casas rurales (muchas de ellas, además preparadas para que se alojen niños)  y su bajo coste, hacen que no sólo sea una buena elección para los padres, sino también para los pequeños.

En ella son capaces de entrar en contacto con lo que en la ciudad no tienen. Árboles centenarios, animales viviendo en su estado natural, fenómenos naturales que es imposible contemplar si no es en su escenario original…

De esta forma lo que se hace es incentivar la curiosidad de los niños, hacer que sean ellos mismos quienes indaguen, investiguen sobre el entorno que les rodea. Su curiosidad se despertará y serán ellos mismos quienes en un futuro respeten el medioambiente sin necesidad de exigencias, castigos y mandatos.

Pero la naturaleza también puede ser “peligrosa”. Nos explicamos. Los insectos de estos lugares se multiplican por 10 con respecto a la ciudad. Son pequeños y están ávidos de comer “sangre fresca”, así que será mejor que en la mochila lleves un completo kit para la prevención de picaduras, pero como es  prácticamente imposible prevenirlas por completo, añade todo tipo de pomadas y medicación antinflamatoria. Ya lo dice el refrán, es mejor prevenir que curar.

¿Te hemos convencido para que vuestras próximas vacaciones sean en una casa rural?