Rutas del vino para esta Navidad

Para muchos el vino es la bebida perfecta con el que acompañar cualquier momento: en la comida, en las cañas con los amigos, en una cena elegante…Sea cual sea la ocasión, un buen vino la endulzará. Por eso, los más fieles, no dudan en participar en las rutas que recorren los lugares más significativos de esta exquisita bebida.

Viñas

La Ruta de la Ribera del Duero, te llevará por pueblos como Aranda de Duero, Peñafiel o San Esteban de Gormaz. Localidades en la que la cultura del vino lleva instalada cientos de años y alrededor de las cuales gira el día a día de sus habitantes. Caminar por sus calles es respirar el aroma del vino, pasear por el campo es tener la oportunidad de ver las hectáreas de viñedos en los que crece el producto del que después se extraerá el caldo, una cita imperdible.

Pero no sólo en la Ribera del Duero encontramos estas rutas. También en Madrid hay espacio para poder conocer más de cerca esta cultura que se impregna en el día a día de sus habitantes. En la subzona de San Martín de Valdeiglesias, encontrarás cuatro bodegas (una en Cenicientos y las restantes en San Martín de Valdeiglesias) que podréis visitar para conocer más de cerca cómo es el tratamiento del vino antes de ser embotellado y salir a la venta. Cientos de barricas almacenan en su interior miles de litros que después son repartidos por todo el territorio internacional.

Interesante es también la ruta del vino Somontano, en Huesca. Este territorio, te hará sentir la magia del vino, respirarlo, ver como se adhiere a tu ropa, a tu paladar. Con ella recorrerás una selección de las mejores bodegas de la zona donde aprenderás más acerca de la recogida de la uva, de su cuidado, de su transformación, embotellado y posterior distribución. Un proceso complicado en el que cada vez trabajan más personas especializadas para que todo esté perfecto a la hora de la venta.