¿Por qué hacer turismo rural para San Valentín?

En Plusrural siempre hemos querido fomentar los viajes rurales. La naturaleza en general, pero los alojamientos con encanto en particular, hacen que cada vez más los viajeros opten por este tipo de turismo donde la tranquilidad absoluta de los días de descanso.

Naturaleza

Por muchas razones, San Valentín es un momento especial para pasarlo en el campo, en un pueblo pequeñito, en una casita rural antigua que os hará pasar momentos irrepetibles. Una de las razones fundamentales es que muchos de estos alojamientos dan la posibilidad de hospedarse en ellos sin necesidad de tener que compartirlo con otros viajeros. Así tendréis un jacuzzi, una piscina, un jardín y en general, una casa, para vosotros dos.

Una escapada al entorno rural permite llenar los pulmones de aire fresco, puro y sin rastro de contaminación por ninguna parte. En muchas ocasiones, incluso es posible ver como las ovejas, las vacas y las cabras pastan y recorren las calles de los pueblos, ante la atenta mirada de los viajeros y ante la costumbre de los lugareños, que ya consideran como algo habitual ver estos paseos matutinos.

Permite además entrar en contacto con los habitantes de los pueblos. Muchos de ellos se están quedando sin población y sólo las personas mayores y jubilados siguen residiendo en sus casas, a la espera de que algún joven se aventure a residir en su pueblo para que poco a poco vaya recuperando la vida que en algún momento tuvo.

A veces la naturaleza también regala paisajes que la ciudad no es capaz de ofrecer. Por el norte, montañas y vegetación abundante en tonos verdes son capaces de devolvernos a la tranquilidad, y por el centro, las llanuras y los ríos son capaces de hacerte sentir en un lugar único y especial.

Por estas, y muchas más razones, pasar un San Valentín en la naturaleza es la mejor opción que puedes elegir este año. Ánimo, queda todavía una semana, ¿a qué esperas para poder disfrutar de la naturaleza?