La Toscana más rural

Parece que cuando hablamos de turismo rural nos limitamos a España. ¿Pero por qué no abrir nuestras miras? Las casas rurales son una opción muy eficaz para poder visitar toda Europa. Un alojamiento más barato que un hotel convencional, en el que tendrás total independencia y seguramente disfrutar de una casa increíble ¿Que más se puede pedir?

Hoy vamos a centrarnos en Italia, especialmente en esa zona llama La Toscana. Eso que nos ha vendido el cine una y otra vez (¿Quién no ha visto esa película llamada “Bajo el sol de la Toscana” que repiten en televisión cada dos días?) podrás comprobarlo por tu cuenta. Puedes elegir una casa perdida de la civilización donde disfrutar de uno de los paisajes más espectaculares y mágicos y centrarte más en las visitas culturales. Pisa, Siena, Florencia… ¿De verdad tengo que seguir para convencerte?
¿Y si en vez de en avión haces la locura y vas en tren? Vas a tardar considerablemente más tiempo, pero no sólo te ahorrarías dinero, si no que tendrías en tus manos una de las mejores experiencias de tu vida.

Hoy te traemos algunas de las mejores opciones para que elijas a lo largo y ancho de la Toscana. Nosotros pensamos que están muy bien, pero tendrás que ir allí para confirmarlo.

Hay tres grandes opciones para organizar tu viaje rural a Italia:

Visita cultural

Estamos hablando de una de las regiones con más cultura por metro cuadrado. ¿De verdad vas a ir y poder resistirte a visitar Pisa o Florencia? ¡Qué difícil!. Si has decidido dedicar tu viaje al ámbito cultural lo mejor es que busques una casa enclavada cerca de alguna de las grandes ciudades. Si fuera muy difícil, por lo menos asegúrate de que está bien comunicada, no vayas a tener que pasarte cada día más de dos horas en transporte para llegar a donde quieres.

Visita de bienestar

Si lo que quieres simplemente es relajarte elige una casa con todas las comodidades que necesites o que esté cerca de un centro que te las proporcione. Disfruta del sol, de la buena comida, de tratamientos de belleza y relajantes y como no, de una buena copa de vino.

Visita de enoturismo

Fuente: Chris Ford

Fuente: Chris Ford

Y hablando de vino, otro de los viajes estrella a la toscana es una visita para degustar vinos. Quédate en una casa cerca de una bodega o en el propio hotel que muchas veces proporcionan las bodegas y disfruta. Conoce el proceso de elaboración del vino y haz catas. Si te animas podrás apuntarte a alguno de los tours de enoturismo que se organizan a lo largo de la Toscana. Una experiencia de ensueño.

Destinos rurales, preferencia vacacional

El turismo rural cada vez está más presente en nuestras vidas. Cuando planeamos con amigos, con la pareja o la familia una escapada de fin de semana, en lo primero que pensamos es en el campo, la naturaleza, los animales, el relax. Es precisamente esto último, el relax, lo que nos invita a decantarnos por este destino. La calma, el silencio, el descanso, la tranquilidad son las primeras razones que nos llevan a elegirla.

Descansar en la naturaleza

No importa la edad del viajero, el medio ambiente siempre se encuentra entre las preferencias de jóvenes y mayores. Podría decirse que como marcan los juegos, la naturaleza es apta para personas de 8 a 80 años. ¿Por qué? En primer lugar porque el campo da la posibilidad de contactar con un medio al que normalmente no estamos habituados. Los grandes pueblos y las ciudades no dejan tiempo para relajarnos, y el campo es la mejor opción para entrar relacionarnos con gente del lugar, con los animales que viven en este espacio, practicar todo tipo de actividades que nos ayudarán a regresar con mejor humor al trabajo, al colegio.

Para los más mayores, la naturaleza les lleva a rememorar época pasadas, donde los ruidos de los coches y las industrias eran prácticamente nulos. Significa volver a sus antepasados de silencio y tranquilidad, a los pequeños pueblos donde todo el mundo se conocía y guardaba estrecha relación.

Lo rural está ganando espacio a las ciudades, un espacio que cada vez tiene más éxito en las vacaciones de verano.